Formación y currículo

Formación, Educación y Currículo del Colegio Alemán Concordia

– El objetivo principal de la fundación del Colegio Concordia fue que los niños encontraran su identidad considerando la fe menonita unida a la cultura alemana y la correspondiente disciplina. Al mismo tiempo sin embargo estaba también en primer lugar la exigencia de un colegio con el nivel de educación más alto posible. La lectura cuidadosa de las actas permite reconocer que el rendimiento académico era prioritario.

El correspondiente nivel educativo no se consideraba en primera línea dependiente del plan de estudios sino en conexión con el establecimiento escolar como tal, con la dirección y cuerpo de profesores, los patrocinadores, los recursos, la disciplina y el orden. El colegio recibió el encargo de “aportar a los niños de trasfondo alemán y castellano no sólo un conocimiento sólido sino también un concepto cristiano de la vida, disciplina, lealtad, diligencia y honradez” como está escrito en un acta de 1975. De este modo el currículo nunca fue un punto de discusión. Desde el comienzo estuvo claro que: El currículo incluía el contenido de aprendizaje establecido por el Ministerio de Educación como también un sólido programa de estudios para la lengua alemana y las clases de Biblia conectadas con la historia menonita.

Esta forma de pensar tuvo dos resultados: Primero, el peso no caía sobre el plan de estudios sino sobre el colegio como establecimiento de educación y aprendizaje. Esta concepción es sorprendente puesto que, a nivel del país, la concepción de colegio hasta la reforma educativa de los años 90 era una concepción basada en el plan de estudios.

Segundo, los contenidos de aprendizaje como también los planes de estudio casi no se tomaban en cuenta. Posiblemente esto tuvo un efecto paralizador sobre la calidad de la enseñanza puesto que el currículo y el nivel de la educación tienen una estrecha relación entre sí. Por lo tanto en el año 1993 una Comisión de Estudio presentó una proposición de revisión y reestructuración de la metodología y contenido del plan de estudio de alemán como lengua materna y como segundo idioma en el nivel de Secundaria.

Para lograr un buen comienzo y una calidad asegurada fue importante contar con los profesores menonitas, quienes colaboraron con la fundación, organización y dirección del Colegio Concordia. También fue de suma importancia contar desde el comienzo con el apoyo y la colaboración de las colonias menonitas. No menos importante fue la ayuda recibida de parte de BVA de Alemania, en especial lo referente a materiales escolares y finanzas.

Una fuerte conciencia cultural se pudo palpar desde las primeras conversaciones tendientes a la fundación de un colegio, la que fue reforzada en cuanto a la cultura alemana como también de la castellano-paraguaya; según lo cual es necesario acotar que esta última nunca fue excluida. En el informe anual de 1977 dice: “Es la meta del Colegio Concordia que cada alumno … domine la lengua alemana hablada y escrita y que, especialmente durante el año escolar tenga la oportunidad de adquirir bienes culturales alemanes”.

Ya desde la fundación se habló de una amplia enseñanza del alemán, de la adquisición del idioma alemán y del conocimiento de la literatura alemana, el arte y la historia y de la capacitación de los alumnos para la comprensión del pensamiento alemán y de sus valores.

La atención que se dio a los valores culturales es fácil de comprobar también en la adquisición de materiales como asimismo en la conformación de la biblioteca, para la cual fue necesario reunir continuos aportes financieros a lo largo de los años. También es de destacar que desde el comienzo la formación musical tuvo un lugar importante, logrando con el paso de los años un legado en el Colegio Concordia.

Si bien el colegio fue concebido como una preparación para la vida, la educación general estuvo en primer lugar. Esto se ha reconocido como correcto, puesto que la tendencia actual requiere de una preparación reforzada para el mundo laboral junta-mente con una sólida formación general. Puesto que la preparación para la formación terciaria estaba en la mira, durante los años, se debilitó un tanto la educación para el trabajo.

Alcanzar un nivel académico más alto no sería posible si el cuerpo de profesores no estuviese bien capacitado y motivado. Pese a que desde su comienzo el colegio pudo contar con profesores calificados, se presentaron en este sentido diferentes desafíos tanto en el personal de dirección, profesores de alemán como también profesores de castellano. Encontrar los docentes adecuados, que satisficieran las expectativas del colegio como tal, de los padres y de los alumnos, no siempre fue fácil, porque el grupo dentro del cual se podía escoger era muy pequeño. Fue posible lograr un cuerpo docente calificado para el colegio gracias a los siguientes factores: una mejor formación pedagógica, un mayor número de docentes cristianos evangélicos, docentes provenientes de las colonias y el mejoramiento en las remuneraciones.

En vista de la reforma educativa en Paraguay de un rasante tiempo de cambios como consecuencia de la globalización y considerando un cuerpo de patrocinadores y alumnos exigentes, el Colegio Concordia está con vida ya 29 años, ante el gran desafío de garantizar la calidad de su formación, sin perder de vista de la concepción de los fundadores.